Los productos “YogurVida” al igual que los batidos utilizan los mismos ingredientes que estos, pero tomando como base de lácteo el Yogur.

El YOGUR, tanto en su estado líquido como el semisólido habitual, es un derivado de la leche a la que se le añade fermentos para degradar la lactosa. Hace miles de años que se consumen y es posible que surgieran de forma espontánea. No se sabe en realidad cuándo, pero debido a la fermentación de bacterias, al convertir la lactosa en ácido láctico, cambió la textura de la leche. Al aportar elementos vivos, está considerado como un alimento probiótico. Estos organismos vivos son lactobacilos (en concreto los tipos bulgaricus, casei, acidofilus y bifidus). Constituye una buena base para productos como el “YogurVida” y se recomienda su consumo en cualquier momento del día como el desayuno, media mañana o merienda, así como postre de alto valor nutritivo.

Según las normativas, el yogur es un alimento con un contenido mínimo de materia grasa en su parte láctea que puede variar dependiendo de su composición y que aporta proteínas, carbohidratos, vitaminas A y B y minerales, especialmente calcio, magnesio, potasio, zinc, yodo y fósforo. Su presentación entre el estado semisólido, como habitualmente lo conocemos, y el líquido difiere simplemente en la cantidad de agua que contiene. Con referencia al habitual estado semisólido, alrededor del 80 por 100 de su composición es agua.

  • Previene un problema emergente en la actualidad que es la intolerancia a la lactosa, ya que en gran medida esta es convertida en ácido láctico durante el proceso de fermentación.
  • Es valioso por su contenido descrito en vitaminas del grupo B y minerales, sobre todo los relacionados con los huesos como el calcio, magnesio y fósforo.
  • En muchos casos ayuda a la estabilización de la flora intestinal, especialmente después de la toma de antibióticos.
  • Al no contener o tener muy poca grasa, está indicado para personas con problemas de lípidos y colesterol.
  • Algunas investigaciones muestran que su consumo habitual puede intervenir en una menor incidencia de la diabetes tipo 2.
  • Posee cierta capacidad para tratar problemas digestivos como la gastritis, el estreñimiento e incluso para potenciar los tratamientos contra el Helicobacter pylori, causante de la úlcera de estómago.

El consumo de Yogur está indicado en cualquier edad, pero sobre todo en niños y ancianos. En ese sentido las combinaciones que presenta la gama “YogurVida” con frutos secos, fruta natural y desecada con añadidos de miel y aceite de oliva con gran capacidad nutritiva y funcional, así como con un contenido en calorías reducido.

INGREDIENTES DE LOS YOGURES “YogurVida”

Al igual que en loa gama “BatiVida” Hemos dado una especial relevancia a los frutos secos y a las frutas desecadas, ya que son los ingredientes principales de muchos de los yogures que proponemos.

A los FRUTOS SECOS. Se llaman así porque en su composición hay poca cantidad de agua en relación con otros alimentos. En general son muy ricos en proteínas, en grasas insaturadas, como los ácidos grasos oleicos, linoleicos y omega 3. Poseen vitaminas del tipo C y E, contienen ácido fólico y flavonoides, minerales como el potasio, calcio, fósforo, hierro y zinc. Además, tienen gran cantidad de fibra que ayuda a regular el tránsito intestinal.

Muchos estudios recientes demuestran que hay una relación directa entre el consumo diario de frutos secos y una reducción sustancial de la mortalidad relacionada con las principales causas de fallecimientos, incluidas las enfermedades cardiovasculares, el cáncer o los trastornos respiratorios.

Las FRUTAS DESECADAS (orejones de albaricoque, ciruelas, uvas pasas, dátiles, bayas de goji, arándanos desecados, etc.) se caracterizan también por una menor cantidad de agua, aunque concentran el resto de los nutrientes y aumentan el aporte calórico. Tienen unas propiedades nutritivas excepcionales para utilizarlos como ingredientes en Yogures. De forma general son ricas en proteínas, lípidos, carbohidratos y fibra. Sus cantidades de vitaminas y minerales son importantes, destacando las B1, B2 y B6, la vitamina E, el ácido fólico, potasio, calcio, magnesio o fósforo, entre otros. Independientemente de la multitud de beneficios concretos de cada uno de ellos, las grasas que con tienen son del tipo de los ácidos grasos insaturados, que les confiere un importante valor para la salud cardiovascular, en alteraciones de los lípidos sanguíneos y tienen efecto antiinflamatorio por su contenido en omega 3 y antioxidantes.

ACEITE DE OLIVA

Está presente muchos de los yogures de la línea “YogurVida”. Tiene un ligero efecto laxante y estimulante de la vesícula biliar, y esto precisamente es lo que lo hace muy interesante como componente del desayuno diario, ya que al vaciar la vesícula impide el depósito de componentes de la bilis, que al final degeneran en cálculos. Pero su consumo tiene más efectos beneficiosos:

  • Mejora la digestión al actuar sobre las secreciones y el vaciamiento del estómago.
  • Aumenta el peristaltismo intestinal, por lo que ayuda a las personas que padecen estreñimiento.
  • Mejora el perfil lipídico en general, por lo tanto, beneficia a quien padece problemas de colesterol y triglicéridos.
  • Tiene un efecto protector para diversos tipos de cáncer como el de mama y laringe.
  • Contiene compuestos fenólicos con gran poder antioxidante que se relacionan hoy día con la prevención de procesos degenerativos.

Es, sin duda, la mejor grasa que existe. En realidad, es el “zumo” de la aceituna, procedente del olivo, un árbol capaz de dar frutos durante cientos de años. Más de un tercio de su pulpa es contenido aceitoso.

En su composición tiene principalmente ácidos grasos monoinsaturados, entre los que se encuentra el ácido oleico, que tiene una acción protectora sobre las proteínas plasmáticas, en concreto disminuyendo el conocido como “colesterol malo”. Actúa como preventivo de la arterioesclerosis y su cantidad de polifenoles lo convierte en un excelente antioxidante, pero también en antiinflamatorio, antiagregante plaquetario y antitrombótico. Además, aporta vitaminas A, D y K.

Volver