Ver todas las fichas de composición nutritiva de RQP

FUNDAMENTOS NUTRICIONALES DE LA RECUPERACIÓN TRAS EL EJERCICIO FÍSICO Y EL DEPORTE

Cuando realizamos ejercicio físico, debemos tener en cuenta que, nuestro organismo sufre ciertos efectos que tendríamos que contrarrestar.

Durante la práctica de ejercicio, nuestro organismo ha utilizado parte de sus reservas de glucosa, es decir de glucógeno, para obtener la energía necesaria. A través del sudor, además, se han perdido líquidos y electrolitos, especialmente sodio. Se produce un aumento del estrés oxidativo y una situación inflamatoria que aunque es útil para generar las adaptaciones fisiológicas al ejercicio, puede poner en riesgo la salud de las defensas, especialmente si no se consume suficiente energía, vitaminas y fitonutrientes antioxidantes. Como consecuencia de la contracción muscular durante el ejercicio puede producir un daño muscular que, sin el debido cuidado, puede producir lesiones.

Para llevar a cabo una correcta recuperación debemos llevar a cabo la reposición de los depósitos de glucógeno con una suficiente ingesta de hidratos de carbono y corregir el balance de líquidos y electrolitos. Además hay que estimular nuestro sistema antioxidante y controlar la respuesta inmunitaria.

Al acabar la sesión deportiva, hay que amortizar las dos horas siguientes, de las que la primera media hora es fundamental, para aprovechar la reposición del glucógeno, la ventana anabólica para potenciar la recuperación total. Para ello es fundamental el consumo de hidratos de carbono, algo de proteínas, agua, sodio, vitaminas, minerales, antioxidantes y alimentos con capacidad antiinflamatoria.

Esta es la base de los productos “RQP” que contiene la dosis adecuada para propiciar esta recuperación.

Ver todas las fichas de composición nutritiva de RQP